Estoy… ¿procrastinando?

procrastinar-atelier-black.png

A todos nos pasa. En un momento estamos haciendo algo, nos distraemos, comenzamos a hacer otra cosa diferente, recordamos que dejamos enchufada la plancha, vamos a revisarla y de camino de regreso al escritorio nos preguntamos si podríamos trabajar mejor con una taza de té, así que nos dirigimos a la cocina a prepararnos ese té y nos percatamos de que los trastes están sucios, así que hay que lavarlos.

El día sigue y sigue, cuando nos damos cuenta, no pudimos completar ninguna de las tareas que empezamos a hacer ya que nos distraíamos con una tarea nueva y así consecutivamente.

¿Les suena familiar? A mi si, y es que todos, sin darnos cuenta, procrastinamos en algún momento de nuestra vida (o en varios momentos).

Es una situación compleja, ya que la mayoría de las veces lo hacemos sin darnos cuenta, pero al final de nuestra jornada nos genera mucha ansiedad, frustración e incluso nos puede deprimir saber que no logramos concluir nuestros pendientes, si no que sumamos pendientes de más.

A mi me sucede con frecuencia, por eso trato de detenerme cuando me percato de que ya estoy entrando en ese círculo vicioso, es por eso que el día de hoy te quiero compartir 3 tips para combatir la procrastinación, espero te sean útiles.

1. Haz una tarea a la vez

Procura siempre planear tus tareas de acuerdo a tu día. Para hacer esto te puedes ayudar de una lista en la que enumeres lo que tienes que hacer seguido de la hora que a la que quieres hacerlo.

¡Ojo! El hecho de hacer una lista con tus pendientes no quiere decir que tengas que poner todo de corrido, sin intervalos o descansos, si lo haces así sólo conseguirás agobiarte y te será más sencillo distraerte con otra cosa. Esta comprobado que la concentración aumenta más cuando se trabaja en una tarea de 20 a 25 minutos corridos con 5 minutos de descanso. A esta técnica se le conoce como Pomodoro.

procrastinar-atelier-black-3.png

2. Establece horarios

Si trabajas en oficina, es más sencillo para ti establecer horas de trabajo, ya que vas de acuerdo con la empresa a la que trabajas, pero ¿De todas las horas que estás en tu trabajo, cuántas son horas productivas?

Si, al igual que yo, eres freelancer, has de saber que establecer una rutina de trabajo al comienzo es muy complicado, y que en ocasiones empiezas a trabajar después del medio día y sigues hasta la media noche.

En ambos casos, la organización de tus horas productivas debe de ser clave para que no te agobies o distraigas. La clave esta en determinar a qué tarea le vas a dar prioridad.

Por lo normal yo suelo poner las tareas más complicadas primero y las más sencillas al final, de esa forma puedo prestarle toda mi atención a las tareas con más complejidad primero cuando tengo más energía.

procrastinar-atelier-black-4.png

3. Trabajo constante

Salir de un círculo de procrastinación no es sencillo. No podrás lograrlo de la noche a la mañana, se necesita mucha voluntad y trabajo constante, así que si de repente te cachas haciendo otra cosa sin terminar la primer tarea que empezaste ¡No te pongas triste o enfurezcas! Corrige ese momento regresando a lo que dejaste abandonado y trata de concentrarte.

¡Ánimo!

procrastinar-atelier-black-5.png

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s